indice glicemico dieta paleo

dieta per perdere peso e liquidi

Cena: Una tazza di cereali, latte o yogurt magro.

  • Accompagnate questa dieta per perdere peso in una settimana, con abbondante acqua, che contribuirà a idratare e mantenere la pelle sana e bella.
  • I condimenti da insalata non devono essere, olio e salse grasse ma utilizzate limone o aceto per migliorare il sapore.
  • E 'importante che rispettate il vostro corpo. Se sentite la necessità di mangiare di più, potete mangiare carote, verdure o qualche frutto duro (mela, pera, pesca).
  • Questi consigli vi aiuteranno ad evitare l'ansia, e aiutarvi nei risultati con questa meravigliosa dieta per perdere peso in una settimana.

    Vedrete come il corpo perde i chili grazie a un piano per bruciare i grassi e perdere chili, infallibile! veloce, semplice e naturale .

    Oltre a migliorare i livelli di zucchero nel sangue, e, soprattutto, recuperare l'autostima.

    Beh, non solo bisogno di una buona dieta per perdere peso in una settimana, avete bisogno di un sacco di amore per ciò che siete e ciò che volete essere.

    Se avete tratto vantaggio da questo articolo o semplicemente volete condividere con altri la vostra esperienza o semplicemente volete aggiungere un commento, potete farlo tramite l'apposito modulo in basso

    COME PERDERE 5 CHILI UN MESE

    L’estate si avvicina e dopo gli eccessi di questi giorni di festa dobbiamo rimetterci in forma per la prova costume !

    Questa e’ una dieta che ho fatto io un anno fa , mi e’ stata data da un dietologo ed e’ molto equilibrata e mediterranea, ricca di frutta, verdura e cibi sani !

    Funziona davvero potrete perdere 5 chili in un mese se la seguite attentamente ! Premetto che ogni dieta poi e’ individuale (questa era fatta appositamente per me dalla Dottoressa Costantino di Catania), in base anche ai problemi di salute di ognuno di voi, dunque non tuttipossono farla ma devono recarsi da un dietologo di fiducia, ma ci sono tanti consigli interessanti.

    Si consiglia di non eccedere con il sale , o usare brodo vegetale ( aromi e insaporitori naturali ) per insaporire (N.B. Chi soffre di pressione bassa deve usare il sale senza esagerare e logicamente consultate un medico per vedere il vostro stato fisico prima di intraprendere una dieta ).

  • I pesi degli alimento si intendono a crudo
  • Usate una bilancia piccola che pesi i grammi esatti
  • Usate aspartame ( facoltativo ) o comunque bevete caffe o the’ senza zucchero . (Io ho usato zucchero di canna e miele 1 cucchiaino che sono piu’ sani ).
  • Evitate gelati , olive, cibi sott’olio,rosticceria , e frutta secca
  • Evitate bevande alcooliche , gasate e zuccherate.
  • Bevete tanta acqua almeno 1 litro e mezzo al giorno anche gasata.
  • Condimenti per pasta o riso : pomodori , verdure , ortaggi brodo vegetale.
  • Metodi di cottura consigliati per carne o pesce : arrosto , vapore, bollito, alla brace , al pomodoro, al cartoccio ,al forno, al microonde.
  • Mangiare sempre lentamente e masticare bene,impiegare almeno 30 minuti per consumare i pasti principali.
  • L’olio va dosato e potete usare per insaporire a volonta’ tutti gli aromi, l’aceto anche balsamico e il limone.
  • I pasti da fare nell’arco della giornata sono 5 e non se ne deve saltare nessuno
  • Non controllare il peso prima di un mese , la bilancia non fornisce dati reali di perdita di massa grassa.
  • Latte scremato 200 g. + 30 g. di pane integrale o classico ( x chi soffre di stomaco no integrale
  • Latte scremato 200 g. + 2 fette biscottate , oppure una sola fetta con un filo di marmellata
  • Succo di frutta senza zucchero 200 g. +3 biscotti senza zucchero o dietetici
  • Succo d frutta senza zucchero 200 g. + 3 biscotti ora saiwa
  • 1 yogurt magro alla frutta da 125 g. + 2 fette biscottate
  • 1 yogurt magro alla frutta da 125 g. + 2 biscotti oro saiwa
  • 1 toast con 20 g. di prosciutto cotto + 1 sottiletta light

  • ( chi non beve latte puo’ sostituirlo con del thè , si sconsiglia di bere troppo caffe’ o bevande molto calde ).

  • Frutta 130 g. ( fresca di stagione, se possibile evitare agrumi , kiwi , fragole)
  • 1 fetta di pane di grano duro MULINO BIANCO + 30 g. di Philadelphia light
  • 200 g. di succo di frutta senza zucchero
  • dieta mediterranea piramide

    Constituidas por mezclas en las que predomina un determinado tipo de nutriente. Se incluyen, en este grupo, los suplementos proteicos y los polivitamínicos o minerales. Este tipo de preparaciones no deben utilizarse como único aporte nutritivo del paciente, al ser nutricionalmente incompletas.

    4. 1. 3. Fórmulas modulares, constituidas por un solo nutriente

    Los módulos más utilizados como suplementos son los de proteínas en polvo y los de triglicéridos de cadena media, en forma de aceite. Los suplementos y módulos de proteínas están indicados en dos situaciones: a) cuando el paciente rechaza o no tolera los alimentos protéicos (carnes, pescados, huevos y lácteos), pero mantiene una ingesta calórica adecuada, y b) en las fases de hipercatabolismo. La presencia de hipoproteinemia no indica, necesariamente, la necesidad de suplementación proteica; en muchas ocasiones es un signo de desnutrición crónica que debe tratarse adecuando, equilibradamente, la dieta. Los concentrados de proteínas en polvo permiten aumentar el valor proteico de alimentos pastosos, como sopas, triturados o papillas, y resultan muy útiles en pacientes anoréxicos puesto que no aumentan, significativamente, el tamaño de la ración.

    La correcta prescripción de un suplemento, exige el considerar individualmente, en cada caso, las necesidades nutritivas y el grado de ingestión espontánea. La valoración de este último debe ser objetiva, considerando la proporción que realmente se ingiere de una dieta de composición conocida, en un intento de detectar posibles déficits, sus causas, y proporcionar, al mismo tiempo, una orientación sobre la necesidad y el tipo de suplemento que se debe administrar.

    La ventaja de los suplementos nutricionales, frente al aporte de una cantidad superior de alimentos naturales, se basa en su presentación. Por una parte, las fórmulas líquidas o los concentrados en polvo, son fáciles de ingerir y, en general, son bien aceptados; por otra, el paciente los suele identificar como un medicamento, incorporándolos a su pauta terapéutica, obteniendo de esta forma un mejor cumplimiento. Sin embargo, los suplementos , sobre todo los energéticos, tienen como desventaja un importante poder de saciedad, lo que puede provocar una reducción en la ingestión de los alimentos de la dieta.

    4. 2. MEZCLAS NUTRICIONALES PARA NUTRICIÓN ENTERAL

    En cuanto a la Nutrición enteral propiamente dicha, las mezclas de alimentos naturales triturados han dejado prácticamente de utilizarse para dar paso a las fórmulas de preparación industrial, cuyas posibilidades de aplicación se han ampliado, considerablemente, en los últimos años, gracias al desarrollo de nuevas formulaciones y a los avances tanto en las técnicas de abordaje del sistema digestivo, a través de sondas, como en la fabricación de materiales para su administración.

    La disponibilidad actual, en estos campos, ofrece una gran gama de posibilidades para poder nutrir al paciente por vía digestiva en situaciones que, hasta hace poco tiempo, requerían un aporte parenteral, evitando los efectos adversos ocasionados por la ausencia de sustratos nutritivos sobre las mucosa intestinal. La utilización de estos preparados tiene como ventajas que su composición nutritiva se encuentra perfectamente delimitada, y su homogeneidad y fluidez permiten la administración a través de sondas de pequeño calibre (más confortables y con menores complicaciones que las gruesas). Otras ventajas son las derivadas de la reducción de los problemas de contaminación microbiológica de la fórmula y la adaptación a los diferentes grados de capacidad digestiva o metabólica.

    Las dietas enterales se pueden clasificar en función de diferentes variables (Tabla 4). Según el equilibrio nutricional, o más específicamente, el contenido proteico, las dietas pueden ser normoproteicas, hiperproteicas y especiales. En las primeras, la proporción de proteínas es similar a una dieta equilibrada, constituyendo un 12-18% del valor calórico total y con una relación calorico-nitrogenada en torno a 120-150 kcal no proteicas/gr de nitrógeno. En las segundas, la proporción de proteínas es superior al 18%, con una relación calorico-nitrogenada inferior a 120, lo que las hacen especialmente acosejables en las fases de estrés metabólico.

    Las dietas especiales son fórmulas voluntariamente desequilibradas para adaptarse a diversas situaciones metabólicas. El subgrupo denominado como dietas órgano-específicas están diseñadas para contrarrestar las alteraciones metabólicas que acontecen en determinadas disfunciones de órganos individuales, con el objetivo de contribuir a su recuperación funcional. En el mercado se disponen de fórmulas para la insuficiencia renal, insuficiencia respiratoria, diabetes e insuficiencia hepática.

    Otro subtipo de fórmulas especiales son las dietas sistema-específicas, cuyo objetivo básico sería el de intervenir en la recuperación funcional global del organismo mediante el aporte de determinados sustratos específicos, los cuales actuarían en la modulación de la respuesta orgánica frente a la agresión, con la doble finalidad de suplir los requerimientos metabólicos y la de reforzar los mecanismos de respuesta defensiva en el estado postagresión. Este tipo de intervención nutricional, denominada también como "inmunonutrición", parece inicidir sobre las complicaciones infecciosas y sus consecuencias (disfunción multiorgánica, estancia hospitalaria, mortalidad, etc.), si bien los beneficios de algunas de estas fórmulas se encuentran todavía en fase de evaluación. Dentro de estas dietas sistema-específicas, o "dietas-fármaco", se incluyen las que poseen aminoácidos de cadena ramificada, arginina, glutamina, nucleótidos, ácidos omega 3 (W-3) o fibra dietética.

    Según la densidad calórica, las dietas pueden ser de concentración estándar, cuando aportan entre 1-1,2 kcal/mL, fórmulas concentradas, con 1,5-2 kcal/mL, y fórmulas diluidas, con 0,5 kcal/mL. Las de concentración estándar son de uso más frecuente y las que inicialmente deben emplearse; las segundas estarían más indicadas en los estados hipercatabólicos o cuando se requiere una restricción de fluidos (p.e. en el S.D.R.A.) o de volumen (p.e. insuficiencia renal). Las fórmulas diluidas sólo se aceptan como indicadas en la fase inicial de tolerancia a la NE.

    Dependiendo de la osmolaridad, las dietas pueden ser isotónicas (osmolaridad inferior a 350 mOsmol/Kg), moderadamente hipertónicas (osmolaridad entre 350-550 mOsmol/Kg) o hipertónicas (osmolaridad es superior a 550 mOsmol/Kg). En general, en la elección de la dieta, deberia considerarse que su osmolaridad fuera lo más aproximada a la osmolaridad plasmática, es decir, alrededor de 300 mosm/L, ya que las fórmulas hiperosmolares se suelen asociar a una mayor incidencia de retención gástrica y diarrea.

    La forma de presentación distingue a las dietas líquidas de las de en polvo para dilución. Las primeras son las de elección, ya que su administración es más cómoda e higiénica, al no precisar practicamente manipulación alguna. Según el origen de los nutrientes de la fórmula, se distinguen los homogeneizados de alimentos naturales, que son los más parecidos a las mezclas de alimentos triturados, al ser elaborados a partir de alimentos naturales, y las dietas de fórmula definida, elaboradas a partir de nutrientes puros obtenidos artificialmente de los alimentos.

    Por último, y dependiendo de la forma química de los nutrientes, las dietas pueden clasificarse en poliméricas, oligo-monoméricas o dietas de fórmula definida y dietas modulares.

    A.- Dietas poliméricas : Son fórmulas nutricionalmente completas, en los que los tres nutrientes básicos (proteínas, hidratos de carbono y grasas) se encuentran en forma compleja, es decir, en forma de polímeros o macromoléculas. Las proteínas, intactas o parcialmente hidrolizadas, proceden de la ovoalbúmina, lactoalbúmina, caseína, proteínas de la carne y de extractos vegetales, especialmente de la soja. Las grasas se encuentran principalmente en forma de triglicéridos de cadena media (MCT) procedentes de aceites vegetales (fundamentalmente del maíz o la soja) y en menor proporción, aunque suficiente, de triglicéridos de cadena larga (LCT), así como monoglicéridos y diglicéridos (estos dos últimos para mejorar su absorción). Los hidratos de carbono se presentan, en su mayor parte, en forma de polímeros de glucosa obtenidos por hidrólisis enzimática del almidón de maíz, aunque también contienen cierta cantidad de disacáridos y oligosacáridos de la glucosa, sacarosa, fructosa, maltosa y dextrinomaltosa, los cuales contribuyen a mejorar el sabor. Prácticamente todas las dietas poliméricas carecen de lactosa y colesterol, y contienen vitaminas y minerales esenciales. En general, suelen ser isotónicas y su presentacion en forma líquida, mientras que la densidad calórica suele variar entre 0.6, 1.0, 1.5 y 2 Kcal/ml (Tabla 5), siendo el grupo de las que aportan 1 Kcal/ml el más empleado en la práctica clínica.

    Estas fórmulas constituyen las dietas por sonda habituales para los pacientes que conservan un tracto gastrointestinal normofuncionante, es decir con función digestiva y absortiva intacta.También son adecuadas como suplementos orales en aquellos pacientes que toleran la dieta oral normal, pero que por presentar unas necesidades nutricionales elevadas, éstas no pueden alcanzarse por dicha vía.

    Existen varios aspectos de interés en este tipo de dietas que merece la pena el analizar. Por una parte, es característico su alto contenido en grasa, de forma que representaría una parte importante del total de kilocalorías que aporta. De hecho, el contenido en grasa supone, en la que menos, un 14% (con un 23% como LCT) del total de kilocalorías de la dieta. Se ha propuesto que la reducción de la grasa en las dietas poliméricas podría ser más adecuada, respecto a las dietas de fórmula definida, en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal.

    Un grupo especial de dieta polimérica es la diseñada para pacientes con insuficiencia respiratoria hipercápnica que se encuentran bajo soporte ventilatorio mecánico, la cual presenta alto aporte de calorías en forma de grasas, lo que permite una menor producción de dioxido de carbono y, en consecuencia, facilitaría la progresión hacia la desconexión de dicho soporte. Otro grupo de dietas, es específico para la administración intrayeyunal, especialmente en aquellos pacientes con diarrea asociada a la NE. En otras dietas, el contenido calórico no proteico se realiza fundamentalmente a expensas de los hidratos de carbono, y aunque su osmolaridad es superior, por lo general, son bien toleradas cuando se administran por vía intragástrica e intrayeyunal, lo que las hace apropiadas para pacientes con esteatorrea o hiperlipidemia.

    De igual importancia al contenido calórico no proteico de la dieta, es su relación con el aporte de proteinas. La formulación en la mayoría de las dietas poliméricas se realiza para proveer, aproximadamente, 6,25 gr de proteína (1 gr de nitrógeno) por cada 150 Kcal, la cual es la que se ha demostrado más eficaz para la obtención de un balance nitrigenado positivo, o lo que es lo mismo, una síntesis neta de proteínas. Si no se aportan los requirimientos calóricos mínimos, el contenido proteico es utilizado como fuente de energía, incrementando la ureagénesis. Las dietas con altas relaciones calorías/nitrógeno son recomendables para pacientes con insuficiencia renal y hepática.

    Por otra parte, algunas de estas fórmulas contienen fibra alimentaria añadida, cuya presencia puede ser deseable, sobre todo en pacientes con SN enteral prolongado, pero hay que tener en cuenta que aumentan el coste sin que parezca mejorar el estatus clínico ni metabólico del paciente.5 Además, aumentan la viscosidad e interfieren en la absorción de algunos cationes divalentes como el calcio y el magnesio. Por último, cuando se utilizan estas dietas como único aporte nutritivo, debe valorarse el contenido de selenio de la fórmula, y si fuera necesario suplementar su aporte, ya que la mayoría no cumplen los mínimos requerimientos de aporte diario de selenio.

    B.- Dietas oligoméricas, monoméricas o de fórmula definida (Tabla 6): También son fórmulas nutricionalmente completas que contienen macronutrientes y micronutrientes, de forma tal, que no requieren una capacidad digestiva intacta para su digestión y absorción. Los hidrolizados de proteínas se encuentran en forma de oligopéptidos de 2-6 aminoácidos (o aminoácidos libres en el caso de las monoméricas) y poca cantidad de grasa, fundamentalmente en forma de MCT. No obstante, las cantidades de LCT son suficientes como para satisfacer las necesidades de ácidos grasos esenciales y vitaminas liposolubles. Los hidratos de carbono se encuentran en la misma forma que en las dietas poliméricas, y no contienen fibra alimentaria. La osmolaridad de este tipo de formulaciones es más elevada, debido al mayor número de partículas por unidad de volumen, y se suelen presentar en forma de polvo.

    Por su rapidez y facilidad de absorción, se encuentran indicadas siempre que existan alteraciones severas del tracto gastrointestinal que, en la actualidad, se reducen a los síndromes de malabsorción secundarios a enfermedad inflamatoria intestinal, síndrome de intestino corto, atresia intestinal, fístula biliar y pancreatitis. Este tipo de dietas, prácticamente, ha desplazado a las dietas denominadas como elementales o monoméricas (constituidas por aminoácidos libres en relación 25:65 entre esenciales/no esenciales, mono o disacáridos y un mínimo de grasa en forma de MCT y ácidos grasos esenciales), al demostrarse su mejor coeficiente de absorción, su menor osmolaridad y su mejor sabor. Otro factor negativo es su escasa palatabilidad, lo que limita su uso como suplemento oral.

    Un aspecto de interés es su contenido de sodio, el cual va a condicionar su concentración y, por tanto, el flujo de agua que tendrá lugar en el yeyuno. Así, en los casos de síndrome de intestino corto, especialmente en aquellos con resecciones extensas del colon, el contenido en sodio deberá incrementarse a más de 90 mmol/L para intentar garantizar la absorción adecuada de sodio y agua. De igual forma a como se señaló con las dietas poliméricas, debe considerarse la suplementación de selenio si su aporte a través de estas dietas es insuficiente, y su uso se va a prolongar en el tiempo.

    Existe controversia en la utilización de las dietas monoméricas, respecto de las poliméricas o las oligoméricas estándar, en pacientes con hipermetabolismo. Aunque parece que mejoran la síntesis de proteínas hepáticas y presentan una menor incidencia de diarrea, mantienen peor la masa intestinal sin representar de forma adicional una mayor ventaja en cuanto a su absorción. Algo similar parece ocurrir en los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, sin bien, como se hará mención con posterioridad, con algunas ventajas suplementarias. Por último, se han diseñado dietas de fórmula definida especiales para aquellas patologías en las que los requerimientos nutricionales de aminoácidos se encuentran alterados de una forma específica, como la insuficiencia hepática, la insuficiencia renal y la inmunodepresión asociada a la agresión.

    C.- Dietas modulares o módulos nutricionales: Constituidos por un solo tipo de nutriente. Pueden utilizarse para enriquecer una fórmula en un nutriente determinado o para elaborar fórmulas para los pacientes cuyas limitaciones o necesidades no se ajusten a los preparados existentes. Los distintos modulos se diferencian entre sí por el tipo de nutriente que los constituyen, así como por la forma química en que se presentan. Aparte de los preparados de vitaminas y minerales, la industria farmacéutica dispone de módulos de distintos tipos de nutrientes para pacientes con fallo cardíaco, quemaduras, malabsorción, síndrome de intestino corto, trastornos del equilibrio ácidobase y diselectrolitemias (Tabla 7).

    El Grupo de Trabajo de Metabolismo y Nutrición de la SEMIUC, teniendo en cuenta las diferentes variables, ha establecido una clasificación de los principales tipos de formulaciones de nutrición enteral según se esquematiza en la Tabla 8.

    L'oncologo Franco Berrino su latte, zucchero, proteine: tutto quello che dobbiamo sapere su ciò che mangiamo

    Nel nostro mestiere di osteopati molto spesso ci troviamo a dare consigli alimentari ai nostri pazienti, ma soprattutto ci rendiamo conto che gran parte delle disfunzioni viscerali hanno alla base degli errori nell'alimentazione.

    Nonostante riteniamo che ognuno debba fare il proprio mestiere, per cui che l'alimentazione debba essere seguita da professionisti, ci piace elencare dei principi imprescindibili che il prof. Franco Berrino, nostro mentore e riferimento scientifico per questa materia, ci ha illustrato personalmente o attraverso dei video che riproponiamo in questo articolo. Su Tuttosteopatia.it più volte ci siamo occupati di alimentazione secondo i principi base del prof. Berrino (vedi sotto gli articoli correlati).

    la dieta proteica per dimagrire

    Presentiamo ora un farmaco (i primi prodotti sono solo integratori, e quindi, in linea di massima, molto più blandi): Alli – orlistat. Il farmaco è utilizzato per la riduzione del sovrappeso degli adulti con un alto indice di massa-corporea e va associato a una dieta ipocalorica sotto controllo. Alli è in vendita senza prescrizione medica (al contrario di Xenical, che è la sua versione potenziata). Rappresenta, quindi, un’opzione da valutare per persone sovrappeso che necessitano di ridurre il peso. Rispetto alle sostanze che abbiamo presentato prima, Alli – orlistat contiene un principio attivo di natura farmacologico: l’orlistat.

    La sua funzione è di inibitore delle lipasi gastrointestinali; agisce, quindi, sul metabolismo e s pecificatamente su alcuni grassi, in particolare su un quarto dei grassi ingeriti ad ogni pasto.

    Ciò comporta che non vi sia una riduzione del senso di fame, bensì una riduzione dei grassi assimilati, dalla quale l’aiuto nella perdita di peso. Anche in questo caso, è bene unire all’assunzione del farmaco una dieta equilibrata e un’attività fisica moderata, per facilitare il dimagrimento del soggetto.

    È opportuno osservare che, mentre gli integratori e i dispositivi medici sono obbligati a dimostrare solo di non essere dannosi per la salute, i farmaci devono dimostrare di essere efficaci per la funzione per cui vengono venduti.

    Questo significa che per un prodotto come Xenical o Alli sono presenti numerosi studi che ne misurano e attestano scientificamente l’efficacia.

    Modalità di assunzione: Alli – orlistat si presenta sotto forma di capsule da assumere prima del pasto oppure entro l’ora successiva, tre volte al giorno, in corrispondenza dei pasti principali. Nel caso si debba saltare il pasto, è consigliabile non prendere il farmaco, in quanto non vengono ingeriti grassi.

    La sibutramina è un principio attivo anoressizzante utilizzato nel trattamento dell’obesità. Il suo meccanismo d’azione si esplica a livello del sistema nervoso centrale, nel quale (paragonabilmente ai farmaci antidepressivi inibitori della ricaptazione della noradrenalina) inibisce il reuptake della noradrenalina e della dopamina nella pre-sinapsi aumentandone esponenzialmente gli effetti periferici. La sibutramina agisce incrementando il tono dell’umore e favorendo il senso di sazietà: la riduzione dell’appetito porta al controllo del peso, insieme all’attivazione del sistema nervoso simpatico che incrementa il metabolismo basale termogenico. Come è comprensibile gli effetti collaterali della sibutramina sono collegati all’aumento dell’attività del sistema simpatico con aumento della pressione arteriosa e della frequenza cardiaca, bocca secca, cefalea, insonnia, ansia, sindrome serotoninergica.

    Infine presentiamo gli integratori termogenici. Una particolare forma di integratori che, alzando la temperatura interna dell’organismo, facilitano il consumo di grassi, la riduzione del senso di fame e, contemporaneamente, dovrebbero far crescere la voglia di praticare esercizio fisico. In comune hanno il contenuto di stimolanti che agiscono sulla temperatura interna del corpo. In via precauzionale, è sempre bene informare il proprio medico prima di utilizzare questo tipo di integratori. Spesso, gli integratori termogenici sono utilizzati dagli sportivi per la loro capacità di provocare dimagrimento anche qualora il corpo sia già ragionevolmente magro.

    Come agiscono gli integratori termogenici?

    Come detto, agendo sulla temperatura del corpo, essi facilitano l’azione metabolica sul grasso. In pratica, il corpo attinge a tutte le fonti disponibili per produrre energia e, dunque, anche alle riserve, ossia al grasso. Ciò fa sì che si riesca a consumare anche il grasso che con una semplice dieta non riesce a intaccare.

    In commercio ci sono vari marchi di integratori termogenici, ma tutti hanno la stessa funzione e si basano sul medesimo principio, per ottenere il dimagrimento.

    Una delle principali novità del 2018 nel campo delle pillole dimagranti è una molecola chiamarta Liraglutide, recentemente approvata dalla Food and Drug Administration (FDA) e disponibile anche in Italia. La liraglutide permette di perdere fino all’8% di peso corporeo in più rispetto al gruppo di controllo. Si tratta di un farmaco vero e proprio e non di un integratore, quindi va assunto sotto controllo medico.

    Le pillole dimagranti naturali di nuova generazione contengono ingredienti dall’azione termogenica, energizzante e stabilizzante della glicemia. I principali principi attivi di questi integratori sono il tè verde, la caffeina, il guaranà, il ginseng, la L-carnitina ed altri complessi brevettati. Tra le novità di querst’anno ci sono Revolyn che contiene anche molecole antiossidanti e resveratrolo, PhenQ che propone anche un complesso multifattoriale assolutamente nuovo per quanto riguarda la sinergia d’azione tra i diversi ingredienti e Phen375, approvato dalla FDA per scopri dimagranti e contenente carbonato di calcio, capsaicina, cromo, L-carnitina ed estratti naturali.

    Gli acceleratori del metabolismo come la piperina e la capsaicina sono presenti anche tra le novità 2018 e qui citiamo Meratol, naturale al 100% e con la novità dell’alginato e delle alghe brune che apportano iodio per favorire la sintesi di ormoni tiroidei attivi sul metabolismo energetico.

    Al termine di una dieta dimagrante per dimagrire velocemente l'organismo difficilmente riviene al proprio metabolismo abituale e si giunge a quello che si definisce "effetto fisarmonica": in ragione di un apporto energetico "rinormalizzato" (associato ad un consumo minore di energia), il peso aumenta di nuovo rapidamente. Ecco che si avvera necessaria una nuova dieta dimagrante.

    Desideri dimagrire velocemente, senza riprendere i chili persi ?

    Vuoi dimagrire velocemente perdendo solo grasso corporeo, non acqua o muscoli ?

    L'effetto della nostra potente tisana dimagrante, associato con la nostra esclusiva dieta per dimagrire rapidamente, ti consente di dimagrire fino a 3 Kg. in una settimana di trattamento !

    Dimentica l'efedrina o altri pericolosi componenti. Utilizza unicamente il potere della natura e della fitoterapia per dimagrire rapidamente, naturalmente ed efficacemente !

    Le proteine sono nutrienti fondamentali per l’organismo in quanto svolgono un’azione plastica, cioè sono deputate alla costituzione delle nostre strutture muscolari e tutte quelle parti del nostro organismo costituite appunto da aminoacidi.

    Le proteine sono naturalmente presenti all’interno degli alimenti ma è possibile trovarle anche nei comuni barattoli di proteine in polvere che si possono acquistare in farmacia o in negozi specializzati on-line.

    Gli alimenti che contengono quote di proteine elevate sono: la carne, il pesce, le uova, latte e derivati, legumi e cereali; invece, negli ortaggi e nella frutta sono presenti in piccole quantità.

    La dieta iperproteica, ovvero quella in cui si prevede un incremento del consumo di proteine, non è universalmente concepita nel mondo de nutrizionisti, in quanto non esiste una tipologia di dieta che presenta caratteristiche standard che vanno bene a tutti.

    Piuttosto, si tratta di un regime alimentare in cui la quota proteica viene leggermente aumentata, sia essa proveniente da fonti alimentari sia proveniente da integratori.

    Ultimamente infatti si è diffuso molto l’utilizzo delle proteine in polvere per dimagrire, un tempo alimento destinato quasi esclusivamente all’alimentazione degli sportivi. Si tratta di una moda molto diffusa e utilizzata anche dai nutrizionisti per favorire la perdita di peso almeno nelle fasi iniziali e per brevi periodi di tempo.

    Ma le proteine in polvere fanno dimagrire? Fanno male alla salute? Scopriamo nell’articolo che segue.

    Seguire una dieta proteica vuol dire incrementare il consumo quotidiano di proteine nell’alimentazione quotidiana.

    Tuttavia, per sfruttare al meglio gli effetti dell’introduzione di certe quantità di proteine dobbiamo tener presente i tre capisaldi del dimagrimento: ridurre l’apporto energetico, accelerare il metabolismo con l’attività fisica e cercare di sfruttare al meglio le proprietà e le caratteristiche degli alimenti che ingeriamo in funzione del metabolismo.

    Scopri le Fantastiche Proteine in Polvere di MyProtein in Offerta!

    Detto questo, le proteine in polvere possono venire in nostro aiuto in quanto hanno effetti positivi sul nostro corpo: riducono i picchi insulinici post-prandiali (dunque, meno rischio di sviluppare diabete) e favoriscono il raggiungimento più rapido del senso di sazietà grazie alla liberazione della colecistochinina (ormone della sazietà), sostengono le necessità strutturali dei muscoli.

    Le proteine in polvere possono rappresentare una valida integrazione qualora non si riesca, con la sola alimentazione, a raggiungere l’apporto proteico per chilo di peso corporeo. Le proteine in polvere sono molto versatili, possono essere consumate a colazione come sostitute del latte vaccino, come spuntino ad esempio aggiungendole ad un sano frullato oppure ad uno yogurt.

    In commercio è presente una vasta gamma di proteine in polvere che in genere vengono attenute da due fonti alimentari: il latte e l’uovo, perché costituiti da proteine di elevato valore biologico.

    Anche le proteine della soia rientrano nella costituzione delle proteine in polvere e sono preferite dai vegani e vegetariani.

    Le proteine della soia essendo vegetali non posseggono tutti gli aminoacidi essenziali ma allo stesso tempo sono ricche di aminoacidi ramificati (leucina, isoleucina e valina) e di glutammina.

    Le proteine in polvere non rappresentano la panacea di tutti i problemi legati al dimagrimento, ma possono svolgere un ruolo coadiuvante al raggiungimento dello stesso.

    perdere peso in pochi giorni vegetariana

    Pero no salen a cazar mamuts, ni se visten con las pieles de sus presas. Tampoco se pasan las tardes pintando bisontes en las paredes de una cueva pero, salvando estas diferencias, se esfuerzan cada día por llevar la existencia de una “simil alimentación” cavernícola.

    Alimentos recomendados: frutas, vegetales, carnes magras, mariscos, nueces, semillas y grasas saludables

    Alimentos desaconsejados: lácteos, cereales, alimentos procesados, azúcares, legumbres, almidones y alcohol. Poca sal y no hay restricciones para cocinar los alimentos.

    La bebida más recomendada es el agua y algunos de los seguidores consideran también el té como una bebida sana.

    La base de este régimen sostiene que el ser humano no ha evolucionado biológicamente desde el periodo paleolítico. Por este motivo, nuestro cuerpo no estaría preparado para digerir correctamente la comida que se introdujo en nuestra alimentación después de esta época gracias a la aparición de la agricultura, la ganadería y la industria.

    Pero, ¿qué come un cavernícola en el siglo XXI?

    Sobre todo carne, pescado, frutas y verduras. Según esta teoría, los peores enemigos son las legumbres, los cereales o los lácteos, por no hablar de los alimentos procesados. Según los seguidores de la dieta elegida por Alejandro Fantino, consumir estos productos nos ha llevado a desarrollar las enfermedades cardíacas, la diabetes o el cáncer.

    No comer lácteos, provoca déficit de nutrientes como el calcio, evitar las harinas, inhibe a las enzimas que las metabolizan, de la misma forma que las dietas hipocalóricas, enlentecen el metabolismo y junto con la vida sedentaria son las principales causas de la epidemia de obesidad.

    La alimentación moderna, de por sí trae déficit de nutrientes, como el selenio, su falta, afecta el sistema inmune y genera entre oras afecciones, rechazo al gluten, el aporte exagerado de grasas poliinsaturadas omega 6, que cuentan con buena prensa, como si fuesen saludables y son proinflamatorias y están relacionadas a ataques de corazón, asma, artrosis, depresión, etc.

    Marlene Zuk, bióloga evolucionista de la Universidad de Minnesota, publicó el pasado año el libro, “Paleofantasy” en la que desmonta las creencias de los fans de esta dieta. Zuk destaca en su libro que los seres humanos nunca hemos dejado de evolucionar y pone el ejemplo de la leche.

    Una mutación genética producida entre 5.000 y 7.000 años atrás nos permite digerir la lactosa. Antes de que esto se produjese, los hombres no toleraban los lácteos tras producirse el destete. Los primeros que pudieron alimentarse de estos productos encontraron una nueva fuente de nutrientes y se impusieron a los que no podían hacerlo, por lo que esta ventaja evolutiva se transmitió a sus descendientes.

    El Dr. Carlos Graschinsky, en su libro Antiobesidad, sostiene que con la modernidad aumentó drásticamente la incidencia de obesidad, no por la alimentación, sino por la falta de actividad física. “Si hay algo que destacar de autentica dieta paleolítica, hace miles de años, es la búsqueda de alimentos, se generaba un gran gasto de energía, se comía lo que se cazaba, pero hoy la comida la trae un delivery”.

    A lo que agrega el Dr. Carlos Graschinsky, “en el zoológico está la mayor incidencia de animales obesos, aunque se los alimentan con dietas restrictivas y recomendadas por profesionales, la falta de actividad física, genera metabolismos enfermos. Se debe encontrar el equilibrio para cada persona, dentro de lo que permita comer de todo y en forma equilibrada; salvo condiciones físicas, o enfermedades, no hay alimentos prohibidos para no engordar”.

    Otro punto clave para el Dr. Carlos Graschinsky, es la genética, “hay genes íntimamente relacionados a la obesidad y nutrientes que pueden estimular, o inhibir el metabolismo.

    El gen Sirt1, también llamado el gen de la longevidad, a medida que se va apagando, se lo relaciona a enfermedades del envejecimiento, como son la Resistencia a la Insulina y la Diabetes tipo 2, frecuente causa a partir de los 45 años de obesidad”.

    3. Falta de nutrientes escenciales como el calcio,

    4. Afecta la digestión cuando se quiere volver a ingerir alimentos que se dejaron de consumir un tiempo prolongado

    7. Puede generar en algunas personas mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón

    8. puede generar en algunas personas riesgo de desgarros musculares

    Alejandro Fantino, difunde una dieta en la que cree, sin conocer los riesgos que puede generar, en las numerosas personas que creen y siguen las recomendaciones del conductor.

    Lástima que hasta ahora ningún profesional le demostró en su programa, porque no se debe recomendar seguir “La dieta Paleolítica”

    Ya casi todos los libros que salen hoy en día están en formato de Ebooks, ya sea en pdf o para los programas de computador o teléfonos que se bajan gratis desde las tiendas online donde los compras, o para incluso las ya famosas Tablets como el Ipad o miles de otras que prácticamente fueron hechas para esto, como las que tienen las mismas tiendas de libros: Kindle (de Amazon) y Nook (de Barnes & Nobel). Apple también tiene su tienda de ebooks para Iphone y Ipad llamada Ibooks, pero a mi parecer tienen aún muy pocos libros.

    Las tiendas más famosas son las de Amazon (www.amazon.com/Kindle) y las de Barnes & Nobel (www.barnesandnoble.com/ebooks) por si quieren vitrinear.

    Bueno, la cosa es que gracias a esta maravilla que he podido encontrar una cantidad de libros interesantes a solo un click y a precios que jamás podrías encontrar en una librería normal (del promedio de unos 9 dólares = menos de 5 mil pesos chilenos), entre ellos un libro demasiado interesante llamado: The Insulin-Resistance Diet : How to Turn Off Your Body’s Fat-Making Machine (La Dieta de la Insulino Resistencia: Como apagar tu máquina de hacer grasa corporal).

    Este libro primero que nada tiene una muy buena nota por parte de los usuarios que cuentan en los comentarios como les ayudó a vivir y superar esta enfermedad en especial a lo relacionado con bajar de peso.

    Lo otro interesante es que el libro está escrito por la Dra. Cheryle R. Hart y la nutricionista Mary Kay Grossman quienes llevan más de 15 años dedicadas exclusivamente a la investigación de las dietas en personas con insulino resistencia. Así que este libro es una mezcla de experiencia con miles de personas que sufren esta enfermedad más las investigaciones científicas.

    En general habla de todo lo que ya sabemos por acá, de los índices glicémicos, de los alimentos bajos en grasas, de los omega3, etc. Sin embargo establecen una condición que es totalmente nueva y que realmente parece funcionar en las personas con esta enfermedad: El Unir y balancear.

    En artículos de años anteriores me recuerdo haber escrito, basada en una investigación científica, cómo no es lo mismo comer un carbohidrato solo, que comerlo mezclado con una proteína baja en grasa.

    El típico ejemplo es como una persona que come solo papas salteadas engorda más que una persona que se las come con carne. La razón de esto es que las proteínas ayudan a que la insulina no se dispare tan fuertemente a causa de ese carbohidrato (se me vienen a la mente esos fideos Slow-Carb que son enriquecidos con proteínas). O el caso de personas con insulino resistencia que comen mucho menos que el resto, pero engordan el doble.

    Pero eso no es todo, existe una formula que permite que esta relación entre carbohidratos y proteínas esté totalmente balanceada.

    Está es 15 g de carbohidratos por cada 7 g de proteínas. O un máximo de 30 g carbohidratos por cada 14 g proteínas.